Festividades
P
romoción y difusión del folklore local:
Danzas de Muro en la calle y plaza del "Palacio", en junio

"Dansà Popular de la Calle Palacio", con motivo de la celebración de la festividad del Corpus

Cada mes de Junio, coincidiendo con la entrada del verano y la festividad del Corpus, se engalana la calle y plaza del Palacio de la Señoría y se baila al ritmo de dulzaina y tamboril, poniendo a prueba la resistencia de músicos y bailadores.

Danzada de la Plaza y Calle del Palacio.
En el mes de junio se celebra la festividad del Corpus y tradicionalmente, el sábado siguiente al jueves de Corpus, es la "dansà de Palacio". Tenemos noticias que en el antiguo Palacio de la Señoría, iban los mureros a pagar los tributos al Conde de Cocentaina en la época de la trilla del trigo y, aprovechando la ocasión de que allí se encontraban todos los vecinos, se organizaban fiestas que a veces, duraban toda la semana. Posiblemente este fuese el origen de la actual "Festa de la dansà" que empiezan a celebrarse la semana anterior cuando los bailadores van cada día a una calle diferente del pueblo para ensayar y donde son invitados por los vecinos. Es una semana en la que todo el pueblo se implica en una fiesta popular y espontanea que culminará el sábado cuando a la puesta de sol, el "cap de dansa" inicie "La treta" desde el Santisimo, formando los cuadros de baile que se transforman en una cadena que al llegar a la Plaza los danzantes bailarán jotas, fandangos y follias tradicionales y continuarán la fiesta mientras haya ganas.


Las Danzas de Muro en la Plaza y Calle del "Palacio".
Un año más las danzas de Muro regresan a las calles. La plaza del Palacio se engalana y la tradición más antigua de Muro llena de fiesta el pueblo. Las danzas de Muro tienen como acto principal la Danzada, con estructura propia del pueblo de Muro y emparentada directamente con las danzadas de los pueblos que nos rodean. La Danzada comienza a la altura del huerto de Sandingo (donde está el azulejo del Santísimo) donde el jefe de danza saca a bailar a las mujeres bailadoras y va formandose la estructura, es decir, la cadena de la danza que comienza a caminar hacia la plaza, donde se dan tantas vueltas, como la gente que baila tenga ganas. Seguidamente los bailadores que tienen más destreza y quieren, pueden bailar los bailes populares que nos han legado los mayores: la jota, el fandango y el baile de Alacant, creado y compuesto por el maestro Rafael Alcaraz Calatayud, con ocasión de una muestra de los bailes de Muro en la plaza de toros de Alicante durante las Hogueras de San Juan el año 1936.
En los últimos años se han ido incorporando nuevos elementos a la Fiesta, como el Bolero de Palacio, que se canta al acabar los bailes y fue compuesto por el maestro José Rafael Pascual Vilaplana con letra del poeta murero Joan Jordà i Sanchís.